MENU

by • June 1, 2017 • Travel & LifestyleComments (0)

5 Cosas Que Aprendí de Organizar Una Boda en Playa del Carmen

Durante años creí que el día nunca llegaría pero.. ¡sucedió! Hace unos días celebré mi boda con mi hermosa María, el amor de mi vida, con quien entendí el verdadero significado del amor, la complicidad, del trabajo en equipo y la entrega total. Hoy puedo decir que ¡Casarse es una de las mejores experiencias que uno puede vivir!

Si es la primera vez que me lees,  te cuento que vivo en Playa del Carmen, una pequeña pero hermosa ciudad del Caribe Mexicano y conocida como el Corazón de la Riviera Maya, uno de los destinos favoritos del mundo para casarse y denominado como “Wedding Destination”.

¿Que por qué un hombre está hablando de organizar bodas? Porque estamos en 2017 y esto es Do the Daniel, si te parece raro, estás en el sitio equivocado. 🙂

Nuestra boda fue perfectamente imperfecta, como son las mejores cosas de la vida. Creo sinceramente que de no haberla organizado juntos, el resultado hubiese sido distinto. Organizar una boda no es tarea fácil y mucho menos si se hace en un destino turístico como Playa del Carmen. Afortunadamente la nuestra fue resultado del trabajo en equipo y fuimos absolutamente felices con el resultado… ¡todavía sentimos la euforia del gran día!

Quiero compartir parte de lo que aprendí de nuestra boda, para que lo tomes en cuenta en caso de que estés planeando casarte, no son los típicos consejos de siempre. No importa si eres el novio o la novia, si quieres disfrutar al máximo la experiencia de casarte, checa mis recomendaciones:

1) Una boda es una celebración de amor entre 2 personas y lo más importante es que piensen en su propia satisfacción, no en los demás. Si bien es un evento social y hay que procurar que los invitados la pasen bien, los primeros que deben disfrutar son ustedes. Todo lo que vayan a tener en su boda, el lugar, la fecha, la comida, la decoración y hasta la música deben ser elegidos de acuerdo a sus gustos y presupuesto, no los de los demás. Si ustedes están contentos, los demás lo estarán (si no, eligieron mal a sus invitados) 😉

2) Prepárate para descubrir quiénes son las personas más importantes para ustedes. De la misma forma, descubrirás qué tan importante es para los demás el acompañarte. Invita solo a la gente que de verdad quieres que te acompañe en tan importante suceso y ten en cuenta que aunque quieran, no todos podrán estar contigo, especialmente si asistir a tu boda implica viajar. Esto puede ser muy frustrante y hasta decepcionante. No des paso a estos sentimientos, mejor sé feliz con la gente que quiso y pudo estar ahí.

3) (Léase este punto con “Ironic” de Alanis Morrissette de fondo). No importa cuánto planees, algo siempre saldrá de forma inesperada. Puede que tu boda sea en una semana soleada y ese día caiga una tormenta, o que pases horas arreglando tu cabello y un ventarrón acabe con tu peinado. Puede que alguno de tus invitados confirmados no llegue. También es posible que hayas proporcionado con tiempo todos los detalles de tu boda a los invitados pero siempre habrá quien te pregunte lo mismo: ¿Cómo llego? ¿qué me pongo?, ¿puedo llevar niños? Ten paciencia y recuerda que no todos piensan igual que tú. Tu boda también es una prueba de tolerancia.

4) Ten un equipo de apoyo confiable. Tus padrinos y damas de honor son tu escuadrón de la fiesta. Ellos pueden ayudarte a coordinar con tu Wedding Planner el programa de la boda y resolver cualquier eventualidad que surja. No te estreses tratando de resolver todo tú pues solo te vas a estresar. Si tu personalidad es controladora, esta será una prueba de fuego para ti. Aprende a confiar en los demás.

5) Disfruta lo más que puedas de tu boda. No dejes de probar la comida, los cócteles especiales, los postres… aunque sea un poco de todo, date una vuelta por todas las mesas, mira la decoración, baila aunque no estés en la pista y ¡tómate todas las fotos que puedas! Una boda es abrumadora, demasiadas cosas pasarán a tu alrededor y cuando menos lo pienses, todo habrá terminado. Todos esos meses de planeación se van como agua, así que procura disfrutarlo, las fotos servirán para recordar después.

Bonus: Asegúrate de tener un “detonador de fiesta”; no todos los invitados son iguales y a algunos les cuesta más trabajo entrar en el mood pachanguero (en México le decimos “pachanga” a la fiesta). Un buen animador y un carrito de shots para entrar en calor te ayudarán a tener una celebración memorable.

Playa del Carmen es sin duda una excelente opción para realizar una boda memorable y divertida. ¿Necesitas ayuda para realizar tu boda de destino en el Caribe? ¡Puedo ayudarte! Búscame en Twitter @pepeyanez para que te de más consejos.

Desde Mexico, con amor

Pepe

Don’t forget to sign up for the DoTheDaniel.com Newsletter

Photos by Pepe Yañez

Share this:

Related Posts

Comments are closed.