MENU

by • November 8, 2017 • Travel & LifestyleComments (0)

La vida evoluciona todo el tiempo, ¡síguele el ritmo!

¿Recuerdas esos días en los que los teléfonos móviles no eran parte de nuestra vida? Probablemente no. Tal vez seas de una generación en la que prácticamente naciste con un teléfono en la mano y quizá te sorprendas de saber que antes la gente compraba cámaras fotográficas con rollo de película para tomar fotos y si eso no es suficiente para asombrarte, imagina que antes para comunicarte con tu crush (ni se les llamaba crush) tenías que llamar al teléfono de su casa y vivir el terror indescriptible de que te contestara su papá o el hermano celoso. Antes, la sociedad salía a los restaurantes a comer, no a hacer sesiones fotográficas para subirlas a Instagram (historia real). ¿GPS? ¡Por favor! Yo soy de esos que al viajar, hacía paradas frecuentes para revisar en enormes mapas impresos si el camino era el correcto.

Esos tiempos eran buenos, ¿los viviste?

Algunas personas piensan firmemente que “antes la vida era más fácil”. Pero, ¿de verdad lo era? Recuerdo pasar horas investigando información en la biblioteca de la escuela para hacer la tarea, o en caso de emergencia no poder comunicarme al momento con mis familiares para pedir ayuda. ¿Qué tal intentar describir a alguien algo que viste en el centro comercial para saber si se lo comprabas o no? Antes no podíamos enviar una foto al momento, o si nos perdíamos en alguna colonia extraña, teníamos que pedir orientación a cualquiera en la calle, sin la garantía de que nos diera información confiable.

Mi punto es: los tiempos de antes eran maravillosos, sí, pero no estoy seguro que fueran más fáciles. Pienso sinceramente que el presente es el mejor momento para estar vivo y en gran parte se debe a los constantes avances tecnológicos, especialmente a los que nos permiten estar cerca de la gente que más nos importa. La tecnología nos hace más productivos y también nos permite estar actualizados del acontecer diario. Es maravilloso ver cómo día con día avanza, haciendo realidad lo que antes solo veíamos en películas de ciencia ficción. Hoy la vida es más fácil, más cómoda… incluso más divertida. Pero ante los constantes avances… ¿es realmente necesario actualizarse y contar siempre con “lo último en tecnología”? ¡Yo pienso que sí!

 

Compañeros de travesuras, de risas y de aventuras. #SúperSelfie #P10Selfie

A post shared by Huawei Mobile Mx (@huaweimobilemx) on

Siendo honestos, la tecnología moderna es desechable… caduca en poco tiempo pues no está hecha para durar. Lo que hoy se considera “lo último”, eventualmente no lo será. Esto no es una cuestión de moda o tendencia; Los desarrolladores de tecnología cada día logran hacer las cosas más rápidas, más pequeñas, más ligeras. Ante ese avance, tener la posibilidad de hacer upgrades constantes me parece fascinante, especialmente si hablamos de teléfonos móviles. Tal vez hoy tengas el último smartphone, el más novedoso… pero pronto alguna marca (la que sea) lanzará al mercado algo que será mucho mejor. 

Desde hace 7 años he sido usuario fanático de iPhone… casi me siento en un matrimonio con iPhone, pues jamás en todo este tiempo he pensado en cambiar por otra marca (a pesar de que en varias ocasiones esas otras marcas ofrecen productos mejores). Cada año renuevo mis votos con ellos, aun cuando no ha sido una relación de total amor, pues cada vez que creo que ahora sí, tengo el mejor teléfono del mundo en mis manos, Apple me rompe el corazón (y la cartera) con un nuevo teléfono que además, deja en la obsolescencia al que meses antes era lo más novedoso y por el que además, seguiré pagando por varios meses. Es casi imposible seguirles el paso… así que por primera vez he considerado tomar la decisión de cambiar de compañía. Con tantas opciones en el mercado, la búsqueda puede tornarse abrumadora, así que se me ocurrió hacer una pequeña lista de lo que en verdad me interesa que un teléfono móvil ofrezca, resultando en 4 simples cosas: una buena cámara, una interfaz amigable, fácil de usar, que permita ejecutar varias operaciones a la vez, que sea ligero, estético y la última, por supuesto ¡que se sienta como mi antiguo iPhone! (perdón pero no es fácil decir adiós).

Hace tiempo platicaba con mi amigo Daniel sobre sus fotos en Instagram, mismas que me encantan por la calidad y el brillo y nitidez de los colores. Solía pensar que utilizaba una cámara profesional y me sorprendí al saber que utilizaba un teléfono Huawei. “Pruébalo” me dijo y confieso que temí no saber usarlo pues, como tantos, “estaba muy acostumbrado al iPhone”. Sin embargo, mi sorpresa fue mayor al descubrir lo fácil que era, nada que ver con lo que recordaba de mis experiencias anteriores con dispositivos Android. Y la cámara… ¡wow, qué buenas fotos! Muy superiores a las tomadas con mi “antiguo” iPhone 6s. Desde entonces, el interés por los equipos Huawei despertó en mí y la búsqueda se enfocó en su catálogo de productos.

Hace unos días tuve la oportunidad de probar el nuevo Huawei P10 y el resultado fue mejor de lo esperado, pues es tan personalizable que incluso puedes hacer que se pareciera a la interfaz del iPhone (ideal para los nostálgicos como yo). Incluso recuerdo que antes, los dispositivos Android tenían tres botones en pantalla y eso me confundía un poco, pero el P10 se libró de ellos y mandó todo a un simple botón de navegación, permitiendo un tamaño de display mayor y una interfaz más fácil de usar. También me encantó la función de grabar pantalla, ¿para qué quiero eso, te preguntarás? 2 simples palabras: tus tías. ¿Cuántas veces has tenido que pasar por el frustrante proceso de explicarles cómo enviar un archivo o cómo publicar en las redes sociales… para repetirlo una y otra vez? ¡Con esta función se acabó la tortura! Ahora puedes enviarles un sencillo video explicando paso por paso. El Huawei P10 es bonito, ligero y viene en varios colores nuevos, para olvidarse de los aburridos blanco, negro, gris, dorado de siempre. Además, su precio es significativamente mucho mejor, sin que eso implique sacrificar el performance y la calidad.

En fin, el teléfono Huawei P10 me gustó a tal grado que de verdad pienso que es de esas cosas que te encuentras en la vida que te pueden hacer cambiar tu forma de pensar y abrirte a nuevas oportunidades. No me extraña que Huawei haya superado en ventas a iPhone en el último año.

Así que por fin, después de años de un “matrimonio” carente de amor correspondido, estoy listo para cambiar de compañía por primera vez en años, porque como dije antes, sí es importante estar actualizado, contar con lo último siempre es para mejorar, para facilitar nuestra vida y el Huawei P10 ofrece la opción de hacer el upgrade sin que signifique volver a empezar desde cero, es tan sencillo que creo que el cambio será positivo. Yo estoy listo para el siguiente paso. ¡Bye iPhone! ¿Y tú, te atreves a ser diferente?

Todos los días vivimos increíbles aventuras por el mundo. ¡Sigue nuestras Instagram Stories y vívelas con nosotros!

Desde Mexico, con amor

Pepe

*Please note that this is a sponsored post – our disclosure can be found at all times by clicking here.

Share this:

Related Posts

Comments are closed.